aire acondicionado

Un aire acondicionado puede cambiar la temperatura, la humedad o la calidad general del aire. Más concretamente, un aire acondicionado hace que su casa sea más fresca, extrayendo la energía calorífica de la casa y transfiriendo ese calor al exterior, para luego sustituir el aire del interior de su casa por aire más fresco.
CÓMO FUNCIONA: AIRE CENTRAL Y SISTEMAS SPLITEl aire acondicionado de un sistema central de calefacción y refrigeración proporciona aire frío a través de los conductos del interior de su casa, mediante un proceso que extrae el aire caliente del interior, eliminando su calor.En un sistema dividido, el compresor condensa y hace circular el refrigerante a través de la unidad exterior, cambiándolo de gas a líquido. A continuación, el líquido es impulsado a través de la bobina del evaporador interior o del compartimento de refrigeración. El ventilador de la unidad interior hace circular el aire interior para que pase por las aletas del evaporador. Las aletas metálicas del evaporador intercambian la energía térmica con el aire que lo rodea. Allí, el refrigerante pasa de líquido a vapor, eliminando el calor del aire circundante. A medida que se elimina el calor del aire, éste se enfría y se introduce de nuevo en la vivienda.Desde ese punto, el condensador o la unidad exterior vuelve a convertir el vapor refrigerante en líquido, eliminando el calor. Cuando el líquido sale de nuevo del evaporador, es un gas frío a baja presión, que vuelve al condensador para comenzar de nuevo su viaje. Este proceso continúa una y otra vez hasta que su casa alcanza la temperatura de refrigeración que desea, según lo programado y detectado por el ajuste de su termostato.

aire acondicionado